Ángeles del Desierto regresa a buscar indocumentados desaparecidos

670 350 webstation

Martha Iraheta vive con la angustia de pensar que posiblemente su sobrino Esaú Barahona murió en su intento de alcanzar el sueño americano y piensa que fue enterrado en una fosa común en el área de Falfurrias.

Pero su mayor angustia es no haber comprobado la identidad de la víctima que piensa podría ser su familiar de 22 años, que salió desde El Salvador para cruzar como indocumentado a Estados Unidos.

“Llegó el 29 de mayo del año pasado a McCallen y lo único que sabemos es que el 2 de julio se quedó en el camino y no volvimos a saber de él. Nos contaron que un amigo trató de ayudarlo, porque él ya no podía y gritaba pidiendo auxilio, pero el coyote le dijo que lo dejara allí o él también se quedaba”.

Según Iraheta, el traficante de personas llamó a su hermana en El Salvador para decirle que su hijo se había quedado en la carretera Falfurrias 74, un camino que en realidad no existe. Ella misma comprobó que era una ubicación falsa, pero lo que más le angustia es que en la Oficina del Sheriff del Condado de Brooks le mostraron fotografías de cadáveres recuperados y una de ellas parece ser su sobrino, incluso la ropa que llevaba puesta coincide, pero a esa persona no identificada ya la enterraron.

Por eso, para comprobar la identidad de la víctima tendrían que exhumar el cadáver, hacer muestras de ADN y esperar los resultados, lo cual les cuesta alrededor de 3,000 dólares que no tienen.

“Nosotros pedimos al estado de Texas que establezcan un banco de ADN para todos estos cuerpos que se recuperan en esa zona”, agregó.

Esaú Barahona dejó en El Salvador a su esposa y a una niña de 2 anos.

Otro caso

Alejandro García también busca a su hermano Aldo Isaac Herrera García de 22 años, con quien tuvo el último contacto el 30 de mayo del año pasado.

Aldo Isaac salió el 25 de mayo de Pachuca (Hidalgo), llegó a Reynosa y cruzó a McCallen, quiso internarse hacia Estados Unidos guiado por un coyote, pero el último contacto que tuvo su familia con él fue el 30 de mayo.

Como en el caso anterior, el traficante se comunicó con la familia y les dio una ubicación que no existe como señal del punto donde el indocumentado había quedado.

Tras 8 meses de búsqueda García tiene la esperanza de encontrar al menos los restos de su hermano, si es que ha fallecido.

Ángeles del Desierto

Rafael Hernández, fundador del grupo Ángeles del Desierto en San Diego, California, regresó con un grupo de voluntarios para internarse nuevamente en los ranchos privados por donde cruzan y se pierden los indocumentados que caminan para evadir el punto de control de la Patrulla Fronteriza.

“Son cientos los desaparecidos, la búsqueda en Texas es muy difícil por tratarse de terrenos enormes que son propiedad privada, pero tenemos que entrar a como dé lugar para ver a cuántos podemos encontrar en esa ruta”.

Hernández estuvo en Houston de donde partió de nuevo a Falfurrias Texas, para cumplir su misión.

Marina Gil
semananews.com

AUTHOR

webstation

All stories by: webstation

Leave a Reply

Your email address will not be published.